Abrir una cuenta bancaria comercial en línea comercial

cuenta bancaria

Publicado el : 27 julio 20206 tiempo de lectura mínimo

Toda empresa seriamente constituida requiere de su propia cuenta empresa bancaria para realizar todas las gestiones de dinero pertinentes, incluso si se trata de un autónomo. Una cuenta profesional será necesaria para pagar servicios y productos, solicitar financiación, llevar un correcto registro fiscal y de transacciones, cumplir con los honorarios de proveedores o recibir el dinero de clientes.

La importancia de abrir una cuenta bancaria para su empresa

Decidirse por una cuenta bancaria comercial permitirá manejar de forma organizada y separada las finanzas personales y las empresariales. Dicha separación favorece la administración, el cálculo presupuestario con ingresos y egresos, y el flujo de caja de forma responsable.

Asimismo, se evita cualquier tipo de problema con Hacienda y errores en la declaración de impuestos que luego pueden volverse todo un dolor de cabeza. Una cuenta para empresas inspira confianza y credibilidad, además es el primer paso para acceder a otro tipo de productos financieros que pueden apoyar el crecimiento del negocio o facilitar las relaciones con clientes y proveedores.

Antes de tramitar una cuenta comercial es crucial dar con la entidad bancaria correcta y para hacerlo es necesario comparar la oferta, productos, condiciones y términos de distintas instituciones. Del mismo modo, consultar sobre los canales de atención e incluso revisar las recomendaciones u opiniones de otros usuarios. El objetivo es dar con el mejor banco, es decir, con aquel que más puede ajustarse a las necesidades de la empresa y sus titulares, y que ofrezca comodidad en la gestión del dinero.

Alternativas para conseguir una cuenta de banco para empresa

Aunque la banca tradicional se ha actualizado ofreciendo plataformas en línea para realizar transacciones, existe una alternativa más flexible conocida como los neobancos. Se trata de entidades que ofrecen todos sus servicios de manera digital sin la necesidad de ir a ninguna sucursal.

Los neobancos emplean tecnología Fintech, es decir, tecnología financiera e inteligencia artificial para apoyar a sus clientes en sus operaciones diarias, aportando información en tiempo real y soporte online con una estructura de costes más reducida frente a la banca convencional.

Esta alternativa para abrir cuenta empresa online tiene las ventajas de contar solo con canales de atención digitales entre los que prevalecen las aplicaciones para dispositivos móviles, comodidad de atención, menos o ninguna comisión por operaciones y una experiencia de gestión bancaria personalizada y satisfactoria.

Beneficios de una cuenta para negocios en una banca 100% digital

● Es posible la apertura sin papeleo o acudir a la sucursal.

● Todas las transacciones, trámites o gestiones se hacen vía online.

● Bajos costes de mantenimiento o comisiones, en algunos casos no aplican.

● Tarifas y tasas de interés reducidas.

● Plataformas y apps de fácil manejo e intuitivas.

● Además de optar por una cuenta empresa, se ofrecen otras soluciones como: tarjetas de crédito y débito, cuenta de ahorro, soporte para transferencias internacionales, cambio de divisas, planes de ahorro, etc.

¿Cómo abrir una cuenta empresa? Documentos necesarios

Ya sea que se optes por abrir una cuenta online o realizar el trámite en una sucursal, existen una serie de documentos o datos que serán solicitados para cumplir con éxito el proceso.

Lo primero será dar el nombre completo de la empresa tal como se escribió en los documentos de registro y dar el NIF de la compañía o de autónomo. Brindar los DNI junto con las fotografías de las personas con permiso de manejar la cuenta ya sea como titular, cotitular o autorizado.

Otros documentos dependerán de la forma jurídica de la empresa, en ese caso el banco solicitará el documento de conformidad de la sociedad que exprese claramente la fecha de creación del negocio, la cantidad de acciones y cómo ha sido el reparto de las mismas.

Si eres un trabajador por cuenta propia, deberás presentarte como autónomo para completar la solicitud. Todos estos requisitos sirven para demostrar al banco que se trata de una empresa legítima formada de acuerdo a todos los reglamentos legales.

El manejo de una cuenta empresarial de forma conjunta

Al tratarse de una cuenta para negocios es usual que más de una persona tenga acceso a ella y se encargue de movilizar el dinero depositado. Como solución este tipo de cuenta ofrece dos figuras: la co-titularidad y la autorización.

En el primer caso, los titulares firman el contrato con el banco y se designan distintos niveles de uso para cada socio. Es posible operar la cuenta de manera mancomunada donde cada transacción necesitará de la autorización de todos los titulares; o de manera subordinada cuando cada titular tiene asignado un nivel distinto de decisión con respecto al uso del dinero, sin que eso afecte la estructura de la empresa y la distribución de su capital.

A través de la autorización, las personas que usan la cuenta tienen un límite de dinero a gestionar y no asumen ninguna obligación tributaria. Escoger entre una u otra modalidad dependerá de las necesidades de la empresa.

Toma en cuenta todo lo mencionado y elige lo más oportuno para la gestión del dinero de tu empresa.

Plan du site